25 de febrero de 2021

Elena de Céspedes fue la primera mujer cirujano en el siglo XVI #MujeresUtópicas

Elena de Céspedes, granadina hija de una esclava negra desafió el destino ocultando su identidad y haciéndose pasar por hombre. Se sabe que, Interrogada por la Inquisición en 1587, declaró: Mi nombre es Eleno de Céspedes, nací en Alhama y tengo cuarenta y uno o cuarenta y dos años. 

Ejerció y vivió con tal identidad a partir de un altercado en el que se vio envuelta y que le llevó a apuñalar a un hombre. Tras su encarcelamiento, y recibiendo amenazas de la familia del difunto decidió cambiar de identidad pasando a llamarse Eleno de Céspedes.   

Su vida es un compendio de correrías: trabajó como camarera, tejedora, sastre y soldado, durante la Guerra de las Alpujarras en Granada. Finalmente logró titularse como cirujano. No está claro si se trataba de un transexual pues a fin de obtener una licencia para desposarse con una mujer, se sometió a un examen genital, dictaminándose su sexo masculino. 

Muchas mujeres a lo largo de la historia tuvieron que vestirse de hombres para poder ejercer profesiones que por ser mujeres estaban prohibidas para ellas. Tuvieron que hacer uso del anonimato vistiéndose de hombre para llevar a cabo sus objetivos. El nuevo libro de Vicenta Márquez de la Plata, Mujeres que visitieron de hombres recupera la memoria de un puñado de valientes mujeres que vivieron bajo el anonimato y nos hace recapacitar sobre las dificultades que la mujer tuvo que afrontar para cumplir sus sueños. 

A los hombres se les enseña disculparse por sus debilidades, 

a las mujeres por sus capacidades. 

Lois Wyse

Irma Basarte10.-


15 de febrero de 2021

Monsanto nos enferma y Bayer nos medica, todo queda en casa #SoySemilla utópica


Está claro que la megafusión Bayer-Monsanto es la aspirina que enferma de cáncer nuestros campos y nuestras vidas.

Paradojas de la vida, el glifosato de Monsanto nos envenena y Bayer nos medica. Por cierto el glifosato (Roundup es el nombre comercial producido por Monsanto), es un herbicida que ha sido clasificado por la Organización Mundial de la Salud como “probablemente cancerígeno para los seres humanos”.

¡Gracias Macaco por este rebrote verde de utopía!

Soy semilla, I'm a seed
Soy semilla, I'm a seed
Soy semilla, I'm a seed
Soy semilla
Carne adulterada, plastificada
Fruta atintada, con sabor a nada bien hinchada
La bruma de la noche, es gas por la mañana
La primavera se confunde, el invierno engaña
El calor de enero, no abriga nada el alma
Olores envasados, flores al siquiatra
El gato no maúlla, el bosque se calla
El perro clonado que no ladra
La luna duerme inquieta, la tierra violada
Exilio al campesino, la huella vacía que todo lo mata
La cola entre las piernas, la planta tumbada
La abeja suicida con miel en las alas
Fábricas de hielo, paisajes al destierro
Cuando la muerte venga a visitarme
No habrá tierra donde enterrarme
No...

Si te interesa el tema, no dejes de ver en Documentos TV "Las semillas del beneficio"

 
El tomate es de nuestra huerta utópica 
y la simiente o semilla es la autóctona de la zona. 
Si quieres comer sano cultiva tu huerta 
y procura que las semillas sean autóctonas.

 Irma Basarte10.-

9 de febrero de 2021

Fruta del pan utópico, quien siembra o planta árboles siempre cosechará vida @ArribaLasRamas

Fruta del pan utópico 

La fruta del pan, mazapán, vijahoó o panapén, también conocido por su nombre científico (Artocarpus communis, Artocarpus incisa) es el fruto tropical que se obtiene del árbol del pan. El motivo por el cual se le conoce por ese nombre, es porque su pulpa tiene un aspecto similar al del pan.

No me digais que no es entrañable que a un árbol se le conozca como el árbol del pan y a su fruto como fruta de pan. Tiene un sabor peculiar, su sombra y los abrazos de sus ramas saben a pan.

Quien siembra o planta árboles, 

cosecha alimento, sombra y vida.

Irma Basarte10.-

5 de febrero de 2021

¿Dónde está nuestro pan? el nuevo libro de Abel Aparicio donde narra la posguerra de la cuenca minera leonesa

Ya está bien de ver nuestros manteles sin una sola miga.

Gracias amigo por regalarnos este precioso libro, Abel en su día fue quien dijo aquello de "si escriben del Duero ¿por qué no escribir del Tuerto?" y vaya si lo hizo. En sus paseos incansables en bicicleta por Tremor en El Bierzo fue donde conoció a Libertad Aurora, ella durante dos horas le contó la historia de su vida. "Me dijo que ellas estaban fuera de la mina porque en teoría y solo en teoría, no podían entrar. En verano de siete y media de la mañana a diez de la noche con media hora para comer. Ellas cobraban seis pesetas y media al día y los hombres justo el doble, 13 pesetas. Cuando una minera se casaba la echaban de la mina por ley porque su labor era la de estar en casa haciendo las labores 'propias de su sexo'".

 ¿Dónde está nuestro pan?, Tren 485 y La línea, tres relatos sobre la vida en la posguerra y sus miserias. El título de la obra es tomado de su primer relato, ¿Dónde está nuestro pan?, basado en la protesta en octubre de 1941 de un numeroso grupo de mujeres en Torre del Bierzo. Después de llevar casi quince días sin que les abastecieran de las raciones de pan que les correspondían mediante la cartilla de racionamiento, treinta y nueve mujeres se dirige primero a la panadería del pueblo y posteriormente al ayuntamiento.

La protesta se encuentra con la oposición del alcalde, un importante empresario minero. Será el panadero de la localidad quien tenga que averiguar la causa de falta de harina para fabricar el pan. El grupo de mujeres tendrá que defender su posición, ante un posible juicio en el que las fuerzas del régimen franquista no se lo pondrán nada fácil. Los cortes de pelo, el aceite de ricino, la tortura e incluso el fusilamiento ronda por sus cabezas.

Como bien dice Ana Gaitero en el prólogo de esta novela, "aprendamos del legado que nos dejaron de su dura experiencia todas esas gentes olvidadas en la cuneta de la historia.

"Los mismos que robaban el pan 

en las cuencas mineras lo roban hoy"

Abel Aparicio

Irma Basarte10.-


1 de febrero de 2021

¿Quién ha dicho que en enero de 2021 no hubo alguna noticia utópica? #NoticiasUtópicas


La española y el sherpa que se conocieron en el techo del mundo y se han propuesto limpiar de basura el Everest, la utopía existe y los utópicos y las utópicas también, gracias a ellos y a ellas el mundo es un tilín mejor.

En Turquía no dejan morir a perros y gatos pese a las restricciones impuestas por la pandemia. En La Habana hace unos años conocí a unas chicas que acogieron a perros de la calle en el Museo donde trabajaban, querer es poder. De los documentales sobre gatos más bonito que he visto, altamente recomendable, siempre quien menos tiene es quien más da. Kedi: Gatos de Estambul.

Lisboa instala compostadores comunitarios en sus calles, está claro que nuestros vecinos nos sacan mil años luz, me atrevo a decir que en todo.

Con -17º los niños finlandeses acuden a la escuela en bicicleta. En Madrid con la señora Ayuso y compañía llegan al caos absoluto cuando nieva, pero Madrid sigue pensando que es el ombligo del mundo, dicho por esa señora, conste que no lo digo yo...

Benidorm convertirá su plaza de toros en biblioteca y centro cívico, en otras autonomías prefieren plazas de toros y toreros que bibliotecas, algo no va bien en este país.

Esta mujer vive desde hace 30 años solo de su huerta, la utopía es posible. 

De una "catástrofe" a otra para poder arreglar la quitanieves, curiosamente por esta zona nevó tanto y más que en Madrid pero no era noticia para los telediarios, mientras algun alcalde y presidenta de la misma comunidad salían soltando sapos y culebras por sus bocas, otros se buscaban la vida e incluso se jugaron el tipo.

La presión política y vecinal obliga al Ayuntamiento de Madrid a recular: el mural feminista se mantendrá, increible que en pleno siglo XXI en España aun estemos así, desgraciadamente no hemos sido capaces de combatir el fascismo en este país, de muestra un botón. ¡Madre mía!

Dos corazones bombean a la vez, ya se nos ha pasado el furor de aplaudirlos cada tarde y cada día, aunque esta gente se merece todos los aplausos del mundo pero que tengan un sueldo y un contrato digno que con aplausos solo no se come ni se sobrevive a todo lo que están pasando.

León sigue siendo la mayor reserva de osos pardos de la Comunidad, aunque en los telediarios sigan empeñados en castellanizarnos, de todos modos cuanta ignorancia histórica hay en este país, claro luego pasa lo que pasa. 

Observar a los pájaros, la nueva fórmula para la felicidad. Es una fórmula que siempre ha estado ahí al igual que observar y respetar la naturaleza si lo hiciésemos seríamos un tilín mejor y viviríamos mucho mejor.

"¿Pensaron alguna vez que si no fuera por todos

 nadie sería nada?"

Mafalda

Irma Basarte10.-