31 de marzo de 2021

Se ha muerto el último paisano de Villadepán. ¡Ángel que la tierra te sea leve!

Hoy hemos recibido un gran mazazo todos los que te conocíamos, ya que contigo se fueron muchos recuerdos de mis veranos de niñez en Villadepán el pueblo donde nació mi madre. No me digáis que no es precioso el nombre, nada menos que "villa de pan". Se nos muere otro pueblo de la provincia de León, ya que se ha quedado sin paisanos y paisanas que lo mimen y lo cuiden.

Mañana las campanas de Villadepán tocarán a muerto por su último paisano y por la muerte inminente de nuestros pueblos.

Alberto cuída mucho de Valbueno y de Villadepán y por favor cuídate mucho, hace unos días se nos fue Mero el de Valbueno y así sucesivamente. Las campanas siguen llorando y sonando a muerto y la Junta de Fastidia a León nos sigue ahogando y castigando nuestros pueblos. En fin... 

Está bien que de vez en cuando estemos en Babia, pero quizas sea porque no se conoce OMAÑA, lástima que se nos vayan muriendo los paisanos y paisanas, ya que una vez muere el último paisano o paisana, el pueblo muere con ellos.

In memoriam Ángel Juan Álvarez García.

Que la tierra te sea leve.

                                                                                 Anochece en Villadepán
 

Irma Basarte 10.-

43 comentarios :

  1. Me gustó mucho el pueblo de madre, tus tíos y primas, tengo muy buenos recuerdos de allí, es una pena grande que todo se pierda ��

    ResponderEliminar
  2. Lo siento mucho yo conocía una chica que se llama Ana Isabel que estudió en la Asunción en León no supe nada más de ella

    ResponderEliminar
  3. Uma pena! Linda foto do anoitecer! beijos, chica

    ResponderEliminar
  4. En Portugal también hay algunos pueblos completamente abandonados que ni siquiera un residente tiene. Todos parten hacia los grandes centros / ciudades en busca de una vida mejor. Incluso en las aldeas, quienes vivían allí vivían de la agricultura, la matanza del cerdo, las gallinas / huevos y el pastoreo. Todo se acaba.
    .
    Saludos poéticos.
    .
    Pensamientos poéticos y ensueños
    .

    ResponderEliminar
  5. Ains qué pena... tantos pueblos así en León y en Zamora...

    Abrazo grande, Irma.

    ResponderEliminar
  6. Qué lástima. Ojalá hubiera solución. Un beso

    ResponderEliminar
  7. Bonito homenaje, esa foto del anochecer con ese cielo tan potente es una maravilla y que hace pensar...
    Un abrazo Irma

    ResponderEliminar
  8. En paz descanse, una pena , que un lugar mejor le acoja.
    Un abrazo Irma, lindo homenaje , deseo te encuentres muy bien.

    ResponderEliminar
  9. Siempre es triste la noticia, pero si es conocido duele mas. La imagen pone significado y tus palabras el homenaje. Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  10. Estamos Dejando morir los pueblos y cuando vengan dadas tan mal como ahora, que vendrán más los vamos a echar de menos.

    Vuelvo a decirte lo mismo. Mandad a la mierda a los castellanos.

    Beso

    ResponderEliminar
  11. Apreciada, he leído esta nota, creo que con la misma tristeza o rabia conque la escribiste. Aquellos, que se han quedado en los pueblos, como tantos que nombras, y el emblemático, Ángel Juan Álvarez García, amaban tanto su pueblo, que renunciar a ellos era renunciar a vivir. Qué triste como dices, que con ellos mueren los pueblos, porque ya después nadie se ocupará de ellos. Un abrazo desde mi cubil colombiano. Carlos

    ResponderEliminar
  12. Qué pena por los pueblos que se van quedando sin sus habitantes. Al menos por Ángel tocarán las campanas. Me quedé pensando en eso: en la cantidad de personas que mueren sin que haya campanas que toquen por ellos.

    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Que triste. Descanse en paz. Saludos amiga.

    ResponderEliminar
  14. Cuando muere una persona, es ley de vida; cuando se muere un pueblo, muere la historia, los estamos abandonando.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Una historia sin duda triste. Dos muertes: la del último habitante y la de una localidad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Una pena, que descanse en paz.
    Otro pueblo más borrado del mapa, que tristeza.
    Irma, un saludo.

    ResponderEliminar
  17. D.E.P.
    Buen viaje Ángel y un saludo cuando te encuentres con Mino.

    ResponderEliminar
  18. Que tristeza. No tengo palabras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. No se debería abandonar a tantos pueblos y gente que viven en ellos, estoy segura que con un buen plan se podrían mantener activos. La de cosas que podría haber enseñado Ángel, cosas que los que vivimos en la ciudad desconocemos.
    SAludos.

    ResponderEliminar
  20. When places are left without people, history is no longer written.

    ResponderEliminar
  21. ¡ Que pena ! descanse en paz, el pueblo lo echará de menos. Besos.

    ResponderEliminar
  22. Si ya es una mala noticia la muerte de una persona conocida, más lo es, para un pueblo que queda deshabitado. ¡Qué triste final! La España de los pueblos vacíos.
    Un fuerte abrazo Irma.

    ResponderEliminar
  23. Una tristeza.
    Lo siento mucho.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. ES una pena que los pueblos queden deshabitado. Habría que darle vida a esos pueblos. Proporcionarle buenas comunicaciones, para que puedan explotar sus recursos.

    Buen homenaje a ese último habitante y de paso, conocemos el nombre de un pueblo que no me era conocido.

    Besos

    ResponderEliminar
  25. Se nos ha ido una bellísima persona. Descanse en paz.

    ResponderEliminar
  26. Con Ángel se cerro un libro que de no haber sido leído sus conocimientos se perderán para siempre.
    Desde mediados del siglo pasado nuestros pueblos al ir mecanizando fueron siendo menor el numero de agricultores y dependiendo del tipo de agricultura estos se fueron a vivir a cabezas de comarca o la misma capital. De echo podía decirte de tres dirigentes de dos OPAS a nivel regional y provincial viviendo en Palencia ciudad llenándoseles la boca diciendo que hay que vivir en los pueblos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  27. El libro de la historia de Villadepán se cerró con Ángel y ambas pérdidad son tan tristes como lamentables, Nosotros estamos por aquí de paso, pero un pueblo que se pierde no es "ley de vida", sino no defender los pueblos, si se buscan, se encuentran soluciones.

    Q.E.P.D

    Te dejo mi enlace de mi nuevo blog, es más directo y cómodo:

    https://ginesfranconettihavuelto.blogspor.com

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Que triste y por encima hay que llamarles la España vaciada. Cuando son el sostén de muchas cosas para ciertas personas más adineradas.
    D.E.P. y no me extraña la rabia que se puede sentir al ver esta triste realidad, como también pasa en algún lugar gallego, Irma.

    Besines utópicos y galaicos.


    ResponderEliminar
  29. Descanse en Paz el paisano... y digo yo: tantos pueblos vacíos y tantos migrantes necesitando un hogar, una nueva vida, otra oportunidad... embarcaciones repletas de gente, menores sin hogar... coñoooo, pues los pueblos vacíos pueden resucitar con ellos: las escuelas, el comercio, la tierra...
    Yo es que no entiendo nada , francamente
    Saludos

    ResponderEliminar
  30. Angel y sus hermanos nacieron todos en Rodicol y hace alrededor de 60 años compraron la casa de Jerardo de Villadepan D.E.P.

    ResponderEliminar
  31. Que triste saber que alguien nos falta, pero así es la vida un poco injusta a veces, saludos.

    ResponderEliminar
  32. Una auténtica pena Irma, lo primero por la persona después por ver como bien dices como pueblos tan tradicionales, tan bonitos tan llenos de historia se apagan por completo.
    Por aquí, por todo nuestro país los hay, admiro esa gente joven que llega para empezar con mucha ilusión a habitar en uno de ellos.
    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
  33. El y su hermano tenían arrendados prados y tierras de varias personas que en su dia tambien fueron habitantes y vecinos de Villadepán. Entre ellas nuestras tias Virginia y Nieves Quiñones Gutiérrez, hermanas de mi padre.

    ResponderEliminar
  34. Claro que es una pena Irma, sin duda, no solo por la muerte de una persona, que ya es bastante, sino por ladesaparición de un centro poblado. Pero la pregunta de rigor es ¿quién de nosotros estaría dispuesto a abandonarlo todo en la ciudad y comprar, o fabricar su casa en uno de esos pueblos? Esa sería la mejor forma de no dejar morir esos pequeños centros poblados ¿No te parece?

    ResponderEliminar
  35. Hola Irma, una gran tristeza por la pérdida de una persona.
    Que pena que se nos pierdan los pueblos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  36. Bonito homenaje como todas tus utopías, seguro que has visto las bonitas palabras que le ha escrito Fulgencio en LNC a Angel
    DEP
    https://www.lanuevacronica.com/ya-no-somos-para-jugar-la-partida

    ResponderEliminar
  37. Omañón en invierno no queda nadie y en Villar de Omaña no tardando. Algo pasa con el Ayuntamiento de Riello que muchos pueblos pero mira poco para los pueblines que no interesan, salvo a la hora de votar, desgraciadamente no solo ocurre en Omaña.

    Buenos paisanos Mino y Ángel y bonito homenaje el que le has hecho a este paisano.

    Bss

    ResponderEliminar
  38. Querida utópica tus palabras son preciosas, cierto es que la puerta de su casa siempre estaba abierta para todo el que pasase por ahí. Ayer estuvimos en La Casona de Murias de Paredes y vimos tu exposición de Palomares, enhorabuena por la labor de concienciación que estás haciendo y por todas tus utopías. Las fotos son preciosas.

    ResponderEliminar
  39. Irma, vim avisar que acaba de entrar foto tua lá! Obrigadão!

    http://ceuepalavras.blogspot.com/2021/04/blog-post_9.html

    beijos, chica

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios utópicos y sobre todo por creer en utopías, Irma.-