Gracias por tu visita utópica

Es la casa un palomar #SalvemosLosPalomares #PalomaresSingulares

 

Es la casa un palomar

y la cama un jazminero.

Las puertas de par en par

y en el fondo el mundo entero.

 

El hijo, tu corazón

madre que se ha engrandecido.

Dentro de la habitación

todo lo que ha florecido.

El hijo te hace un jardín,

y tú has hecho al hijo, esposa,

la habitación del jazmín,

el palomar de la rosa.

 

Alrededor de tu piel

ato y desato la mía.

Un mediodía de miel

rezumas: un mediodía.

 

¿Quién en esta casa entró

y la apartó del desierto?

Para que me acuerde yo,

alguien que soy yo y ha muerto.

 

Viene la luz más redonda

a los almendros más blancos.

La vida, la luz se ahonda

entre muertos y barrancos.

 

Venturoso es el futuro,

como aquellos horizontes

de pórfido y mármol puro

donde respiran los montes.

 

Arde la casa encendida

de besos y sombra amante.

No puede pasar la vida

más honda y emocionante.

 

Desbordadamente sorda

la leche alumbra tus huesos.

Y la casa se desborda

con ella, el hijo y los besos.

 

Tú, tu vientre caudaloso,

el hijo y el palomar.

Esposa, sobre tu esposo

suenan los pasos del mar.

 

Miguel Hernández

Comentarios

  1. Que maravilla, que bien acompañan a la foto esos versos.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. No recordaba esta poesía y es una preciosidad, habla de los palomares, os habríais llevado bien. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Preciosa poesía. Miguel Hernández era especial.
    En mi parque preferido han empezado a restaurar el palomar, ha sido una alegría. Esperemos qu elo dejen bien.
    P.D: MMis hijos también fueron a ver a Ara Malikian y les pareció una pasada. En ese patio ya actuaron ellos en una ópera y claro, todo son recuerdos.
    Feliz martes.

    ResponderEliminar
  4. Cuanta belleza en tu entrada, Irlanda. No conocía el poema, es enorme, y la foto una preciosidad. Abrazo de miércoles

    ResponderEliminar
  5. Ha sido siempre y sigue siendo un poema precioso.
    Tú buen hacer va dando sus frutos Irma.
    Un gran abrazo y que continúe la lucha, al final lo conseguirás.

    ResponderEliminar
  6. Una preciosa poesía, que tiene en cuenta a los palomares y el buen uso que tiene.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Un conjunto de imagen y poesía muy acertado.
    Irma, que tengas un gran día.

    ResponderEliminar
  8. Maravilhosa poesia e a foto igualmente.Adorei! Lindo dia! beijos, chica

    ResponderEliminar
  9. Preciosa foto y poema, la luz y el encuadre son una maravilla.
    Mucha fuerza, un abrazo Irma

    ResponderEliminar
  10. Precioso poema, Irma, nada utópico. MH, único, tu blog, una joya.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  11. Qué grande es Miguel Hernández ... yo descubrí El rayo que no cesa cuando era joven y desde entonces lo sigo leyendo y releyendo y siempre me emociono

    ResponderEliminar
  12. Miguel Hernández poeta grande donde los haya.
    Gracias por traerlo .

    ResponderEliminar
  13. algo especial tenían los palomares para que un gran poeta de nuestra literatura les dedicará unos versos. seguro que él también creía en utopías.
    besos!!

    ResponderEliminar
  14. Grandísima fotografía que ve aumentada su visualidad gracias a los versos del maestro. Muy bueno, Irma.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Enorme poeta, qué bien traerlo aquí, con los palomares en desuso.

    Un abrazo, y felzi día

    ResponderEliminar
  16. No conocía este poema.
    Ahora sí.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  17. Precioso poema de uno de los grandes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. MIguel Hernández, el poeta muerto de una enfermedad pulmonar en la cárcel de Alicante, que sus carceleros de la Falange, no trataron. mientras el poeta se deprimía porque su esposa Josefina y su hijo no tenían sino cebollas para comer. Ahí escribió sus Nanas a la cebolla, antes de morir de manera tan lastimosa. El poema que citas, una ternura de poema con esta casa hecha de palomares y de patios de jacintos. Me hace recordar las casas de campo de Barichara, cuando era un niño. Casas compartidas con las palomas, memoria al igual de la canción poema de Alberto Cortez, en aquello nostálgicos versos: "¿Adónde está la casa

    en donde las palomas

    llegaban a mi cama?."

    Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  19. Precioso poema de Hernandez. Saludos amiga.

    ResponderEliminar
  20. Un gran poema del poeta del pueblo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. Muy bonita me ha encantado. Besos.

    ResponderEliminar
  22. Este poema de Miguel Hernandez demuestra que en todos lados hay (había) palomares.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Qué bonito poema, Irma!
    He ido descubriendo los palomares gracias a ti. Son todo un mundo.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  24. Cuando dejamos que el presente nos pase nos encima el pasado olvidado se lo quedan otros, y a nosotros no nos queda nada.

    Saludos,
    J.

    ResponderEliminar
  25. Es un poema tan bonito, que no me pude resistir.

    Gracias a todos y a todas por vuestros comentarios. Abrazote utópico.-

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por vuestros comentarios utópicos y sobre todo por creer en utopías, Irma.-

Entradas populares de este blog

Y yo caí que era una enamorada de la moda juvenil ¿y tú?