2 de diciembre de 2018

La utopía viaja en paloma


Publicado en La Nueva Crónica de León 2/12/2018 

La protagonista de la semana 

La revista National Geographic publica en su último número un amplio reportaje sobre los palomares de León, la asociación de amigos de los palomares... y demás utopías que soñó Irma Basarte en su blog ‘La utopía del día a día’
Irma Basarte. | ANA M. DÍEZ
Ella sonríe cuando llega a un lugar y la presentan como Irma ‘La utópica’ prescindiendo de su apellido real de Basarte. Irma sabe que «se bautizó» ella misma aquel día de 2008 que puso en marcha su blog ‘La utopía del día’, la misma en la que sigue creyendo con tanta fe como entonces o como sigue creyendo en otra idea que puso en marcha un par de años más tarde —la utopía de otro día— cuando parió ‘La asociación de amigos de los palomares’.

Ahí sigue. De vez en cuando a sus sueños les pone letra y no hace mucho colgó en su blog una reflexión de ese grande de los pensamientos cortos, (y de los largos) que es Eduardo Galeano: «Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo».

Una idea que ilustraba la noticia que convierte a ‘La utópica’ en el personaje de la semana. Una revista del prestigio de National Geographic ha llevado a su último número, el de diciembre, un extenso reportaje sobre los palomares, la utopía más presente en el trabajo de Basarte. Recuerda la revista que «el hipogeo de Torre Pinta, cerca de Otranto (Italia) es un palomar que fue edificado en el siglo XVII sobre los posibles restos de una construcción precristiana que en época paleocristiana fue transformado en lugar de culto...». Para saltar paso a paso a la realidad actual en León donde, en palabras de Basarte, «cada palomar es una historia, un paisano, una paisana, una familia».

El definitiva, cosas pequeñas que pueden cambiar el mundo, utopías que viajan en paloma. Con Irma. 


Irma Basarte10.-

5 comentarios :

  1. Cuantísimo me alegro, querida!!! me sigue dando el mismo placer venir por este (nada) pequeño rincón; dedicarse a encontrar buenas noticias debe de ser tan laborioso como creer en ellas... Pero, a pesar de todo, Irma lo sigue haciendo y consigue transmitir esa grandeza de las noticias "chiquitinas" que nos hace felices a un "puñao de mataos". Dale las gracias y un achuchón enorme :)
    Te dejo un abrabeso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciasssssss personita encantadora, te envío de vuelta un abrabesooo inmensoooo.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena Irma por hacer realidad tus utopías y sobre todo que la revista National Geographic se haga eco de ellas. No me dejaba dejarte un comentario por aquí y te lo he ido poniendo en otros post.

    Una crónica muy acertada la que ha hecho Fulgencio sobre ti utópica Irma.

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias estoy feliz con esta utopía espero que poquito a poco se vaya haciendo realidad, pero cuesta y mucho.

      Fulgencio es mucho Fulgencio, le quiero un montón de hecho se lo he dicho por paloma utópica y todo.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar

Gracias por vuestros comentarios utópicos y sobre todo por creer en utopías, Irma.-