28 de marzo de 2019

Los palomares que no volaron de Gordoncillo #SalvemosLosPalomares

Maqueta de uno de los palomares de Gordoncillo, obra de Susana Barbeito.

La Panera del Mihacale de Gordoncillo dedica estos días su sala de exposiciones a los palomares con fotografías de Irma Basarte, maquetas de José Antonio Carbajo y la recreación de uno de los más de veinte que llegó a tener esta localidad, obra de Susana Barbeito.
 
En el callejero de Gordoncillo hay una calle que se llama Los Palomares, un recuerdo que quedó al norte de este núcleo de población, justo donde se asentaban la mayoría de ellos. Solo en este pueblo llegó a haber hasta más de una veintena de estas construcciones populares que el tiempo fue dejando volar. Pero no se fueron todas. El barro resiste en muchos de los palomares que aún se conservan en Gordoncillo, donde la Panera del Museo de la Industria Harinera (Mihacale) acoge hasta el 28 de abril la exposición ‘Palomares de León. Utopía en Camino’, una muestra itinerante organizada por la Asociación de Amigos de los Palomares de León.

Su presidenta, Irma Basarte Diez, es la autora de las 17 grandes fotografías que constituyen la parte principal de la muestra, habiendo seleccionado en ellas unos pocos ejemplos de los más de 1.300 palomares (completos o en ruinas) que tiene inventariados a lo largo y ancho de toda la provincia, en un «trabajo encomiable por su parte», según destaca Javier Revilla, director del Mihacale. También Irma es la autora de un audiovisual con muchos más ejemplos de los palomares existentes a lo largo y ancho de la provincia leonesa y que se puede contemplar en la Panera. El barro de sus paredes también cobija varias maquetas en barro cocido realizadas por José Antonio Carbajo y un gran panel elaborado por el propio Museo con motivo de esta exposición y con el que buscan «recuperar la memoria de los 20 palomares que existieron en el municipio». De ellos hay nueve que el tiempo no ha dejado volar y que mejor o peor siguen siendo un importante legado de los muchos que hubo en el municipio. Para ponerlos en valor, han elaborado a partir de un foto-plano de 1939 un gran panel en el que han marcado los 19 palomares de Gordoncillo para que el público local pueda indentificarlos e incluso la dirección del Museo planea programar en el futuro tertulias para conversar sobre ellos.

De los 9 palomares que quedan en pie se exponen fotografías actuales y maquetas de dos de ellos. La de mayor tamaño (a escala 1:27) ha sido realizada expresamente para esta exposición por Susana Barbeito Pérez y representa con total fidelidad uno de los palomares de Gordoncillo, el cuadrado con patio interior realizado completamente en tapial.

La exposición podrá visitarse hasta el 28 de abril en el Mihacale de Gordoncillo en su horario habitual y en próximas fechas prevén anunciar actividades específicas relacionadas con la muestra que esperan así completar y hacer más interactiva y atractiva para el público como charlas o talleres infantiles.




Irma Basarte10.-

Publicado en: La Nueva Crónica de León

10 comentarios :

  1. Debe ser una exposición muy curiosa, digna de ser visitada.

    ResponderEliminar
  2. Que buen trabajo, lástima no poder disfrutar de esos palomares tal como eran.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente aun quedan palomares en pie, hay que seguir concienciando para conservar los que aun existen.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  3. Que bueno!!!! Espero logren salvar los que quedan en pie.
    Beso

    ResponderEliminar
  4. Con las fotos chulas que hay en la expo siempre sacan las ruinas, la ví hace unos años en el Museo Etnográfico Provincial de León y me encantó tanto tu trabajo como tu entusiasmo en mostrarnos que se pueden cuidar y conservar los palomares.

    Por cierto hoy hace un año que se nos fue José Ramón Ortiz el Director del Museo Provincial de León, un beso grande para ti y sigue con tus utopías. A ver si en Semana Santa podemos hacernos una escapadita a Gordoncillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me fijé ya, lástima que se muestren siempre las ruinas, de hecho las fotos de palomares en ruinas con una buena luz y una buena composición siempre gustan mucho, por eso en Palomares de León. Utopía en camino solo hay una y digamos que justo busqué la luz imperfecta para mostrar dicha ruina.

      Te quieres creer que llevo toda la semana acordándome de José Ramón, en fin...

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  5. La maqueta mostrada en la primera fotografia da fe de la importancia que en su dia se dio a los palomares, una auténtica obra de arquitectura.
    Sin duda es una exposición digna de ser visitada.

    Buen trabajo, Irma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No está bien que lo diga yo pero ha quedado muy bien la exposición, el lugar es perfecto, la maqueta de Susana es impresionante al igual que las maquetas de José Antonio Carbajo, nos hemos unido todos para hacer realidad esta utopía y ojalá consigamos concienciar a todo el mundo que tenemos que conservar nuestro patrimonio, en este caso los palomares.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar

Gracias por vuestros comentarios utópicos y sobre todo por creer en utopías, Irma.-