21 de febrero de 2020

En breve tendremos un centro de interpretación del beeeeee de la oveja porque no habrá rebaños en los pueblos, ni pastores y pastoras que lo cuiden


En breve tendremos un centro de interpretación del beeeeee de la oveja porque no habrá rebaños en los pueblos, ni pastores y pastoras que lo cuiden, lo que se ve al fondo es un palomar habitado por palomas #salvemoslospalomares y salvemos a nuestros pueblos con sus paisanos y paisanas. Ya que sin paisanos y paisanas no habrá pueblos, ni palomares, ni ovejas, ni nada de nada.

“La cultura se crea en los pueblos 
y se destruye en las ciudades.”
Miguel Delibes

Irma Basarte10.-

44 comentarios :

  1. Así es, bonitas ovejas y bonito palomar.

    ResponderEliminar
  2. Que pena !Que não faltem pastores nem rebanhos! bjs, chica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí es una pena que en breve todo lo tengamos que recordar en museos porque en los publos no quedará nadie, lo curioso es que seguimos comiendo día a día ¿de dónde pensamos que salen los productos?

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  3. Sería una verdadera lástima. Un beso

    ResponderEliminar
  4. La foto es genial, creo que no hay oveja que no te esté mirando y el palomar al fondo es el remate.
    La cita es como la foto
    Un abrazo Irma, buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son simpatiquísima la verdad sea dicha y eso que nos la dije que las iba a sacar un selfie ovejuno.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  5. Yo con Delibes no estoy muy de acuerdo en esta cita (no creo en la dicotomía ni animadversión pueblo-ciudad), pero contigo sí, jeje, en todo lo demás, sí.
    Preciosa reivindicación, y me encanta la foto!!!
    Un besazo, Irma!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo con Miguel Delibes estoy de acuerdo en todo, es más creo que le sobraban motivos para decirlo y escribirlo, vió lo que se estaba avecinando en nuestros pueblos.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
    2. Yo en casi todo, uno de los grandes, eso indiscutible. Y tú una de mis favoritas, Irma, gran cariño te tengo y te tendré:) A seguir luchando por todas las utopías!

      Eliminar
    3. Ya sabes que también te tengo mucho cariño, no nos queda otra que seguir peleando para hacer realidad todas nuestras utopías, una a una.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  6. Yo pienso de forma distinta Irma, estoy convencido del retorno a los pueblos, no sé cuanto se tardará, pero estoy seguro de ello. En las grandes ciudades no hay quien viva. Tiempo al tiempo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ojalá sea así! Pero como tardemos mucho en dar ese giro no habrá pueblos a los que retornar, ya que un pueblo cuando muere, muere para siempre.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  7. miguel delibes escribió 'el camino', gran novela desarrollada en el mundo rural. la leí hace muchos años.
    la agricultura y la ganadería sostienen la economía nacional. a ver si caen en la cuenta, porque igual creen que los alimentos vienen de los camiones de reparto.
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es o que vienen directamente en bandejas bien plastificadas, el gran Delibes, he leído El camino varias veces, toda su obra es maravillosa, hace un par de años conocí a su hijo Miguel Delibes y madre mía ahí si que se puede decir que de tal palo tal astilla.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  8. Yes, cities destroy centuries-old traditions.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. That's right and the funny thing is that those of us who live in cities are outraged at something so obvious.

      Hugs

      Eliminar
  9. El consumismo destruye la cultura y la tradición.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El consumismo nos terminará por consumir a nosotros mismos, tiempo al tiempo.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  10. Es una lástima que se vaya perdiendo las raíces de nuestra existencia.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es triste, ojalá lo retomemos a tiempo, estoy segura que querer es poder.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  11. Muy acertada la frase de Miguel Delibes.

    Las ovejas, también parecen dispuestas para ir en manifestación.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las ovejas son más listas de lo que la gente cree, de hecho en muchas ocasiones nos dan mil vueltas.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  12. ¡Anda mira! Si son el alcalde y la presidenta....

    ResponderEliminar
  13. Las ciudades están acabando con todo...
    Hasta con los que vivimos en ellas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad nunca hemos sido "ciudadanos", somos simples títeres de ciudades grises e inhumanas. ¿Qué puedes esperar de una petarda como Ayuso que nos llama paletos a los de León? (ahí lo dejo...)

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  14. Es mucho más fácil vivir en un lugar que tenga internet y que el agua potable sea segura ¿no te parece?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente en los pueblos hay agua potable, sin internet se puede vivir que yo sepa pero aun así a duras penas va llegando también internet. No creo que por vivir en un pueblo haya que estar sin agua potable y sin internet en pleno siglo XXI. ¿No te parece?

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  15. Pues una pena. Estupenda la frase del gran Miguel Delibes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena que no se apoye a los pueblos como se merecen.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  16. Delibes un hombre de ciudad que conocía bien los pueblos, en ellos discurren sus novelas.
    La iniciativa de un centro sobre la vida pastoril una buena idea.
    A la foto solo la pongo una pega que las ovejas no son de las razas autóctonas de esta tierra.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del centro sobre la vida pastoril era pura ironía Tomás.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  17. En mi pueblo quedan pocas ovejas. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los pastores y pastoras están en extinción.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  18. Es una lástima , los pueblos cada vez más pequeños, menos gente, menos vida... yo cuando voy a ver a mis padres lo veo... al final, se tendrán que venir a vivir a la ciudad... porque no tienen ni lo básico... ni médico (a diario), ni comida a precio razonable, ni un triste cajero del que sacar algo de dinero.... todo, a 30 km.
    En fin...
    Besos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves tú lo que quieren hacer los de la Junta de Castilla y León con el tema de los centros de salud en los pueblines pequeños, luego se extraña Castilla que los de León les queremos y les vayamos a mandar al carajo, aunque la señora Ayuso y compañía nos llamen paletos.

      Da mucha pena, a mí me parte el alma porque se les arranca de su entorno y lo que durante todas sus vidas ha sido su casa y su tierra.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  19. Pese a tu tono irónico no me parecería raro que cualquier día de estos nos encontrásemos con algún centro de interpretación del balido; de hecho hay ya muchas herramientas agrícolas cuya memoria y nombres se van perdiendo.

    Un gran problema para la administraciones públicas y las empresas es el de dotar de servicios dignos y modernos a esas pequeñas entidades de población dispersas por nuestra geografía, y es un problema de difícil solución.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querer es poder pero las administraciones "públicas" son de gastar nuestro dinero digamoss que en otras cositas, los políticos solo se interesan por nuestros pueblos y nuestros paisanos y paisanas cuando hay elecciones o cuando salimos todos a la calle.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  20. Caramba! que a los pueblos no hay que quitarles nada, son las venas que llevan sangre a las urbes, si pretenden que todo ocurra n las ciudades se quedarán sin alimentos, sin lana, sin vegetales.- Que necios!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La triste necedad del ser no tiene límites, estoy segura que lo que está ocurriendo ahora con nuestros pueblos no es casualidad ni nada por el estilo.

      Besines utópicos.-

      Eliminar

Gracias por vuestros comentarios utópicos y sobre todo por creer en utopías, Irma.-