Gracias por tu visita utópica

Un diez para la utopía leonesa de los palomares #SalvemosLosPalomares #PalomaresSingulares

Irma Basarte, en una foto de archivo con la exposición "Palomares de León" | RAMIRO

Los premios comarcales ‘Un diez para diez’ de Tierra de Campos reconocen a la leonesa Irma Basarte.

Los palomares son tan antiguos como la civilización. Al menos durante dos mil años, desde la época de Roma, si no antes si se escuchan las teorías que remontan su origen a más atrás, han pervivido en el paisaje leonés.

El abandono del mundo rural ha dejado a estas singulares construcciones sin función. Ya nadie, o casi nadie, cría pichones y las ‘casitas’ de las palomas sucumben al tiempo, a las concentraciones parcelarias y al olvido. Nadie recuerda ya que estas humildes construcciones fueron grandes almacenes de proteína. Manjares que ayudaban en la economía familiar y hacían más variada la oferta gastronómica. O que la palomina se usaba para abonar los campos...

La mayor atención a la arquitectura popular tradicional que se presta en estas últimas décadas ha logrado salvar algunos. Después de algunas publicaciones etnográficas, como la de Santiago Díez Anta, que fue durante mucho tiempo su libro de cabecera, Irma Basarte Diez empezó una labor enciclopédica. Durante más de una década ha recolectado datos precisos, y preciosos, junto con fotografías de más de 1.300 palomares. Y todavía queda alguno pendiente por el Bierzo.

Esta labor utópica hecha realidad ha sido reconocida en la XXI edición de los Premios Tierra de Campos ‘Un diez para diez’ que se entregarán el 3 de diciembre en Autillo de Campos (Palencia). A Irma Basarte le darán un ‘diez’ por su labor investigadora, que ha dado a conocer a conocer a través de su blog ‘La utopía del día a día’.

Nueva utopía

«Tenemos más de mil fotografías para el proyecto ‘Palomares singulares de España’»

«Me hace mucha ilusión que se reconozca el trabajo que estamos haciendo», comenta emocionada por el premio. Fue en 2010 cuando creó la Asociación de Amigos de los Palomares y a dejar apuntes sobre los ejemplares que iba descubriendo en Los Oteros. «Después, Jesús Celis me animó a ampliar la investigación y Concha Casado también fue un gran aliciente», admite.

No es el primer premio que recibe su tenaz labor de recolección de palomares. En 2017, un matrimonio holandés, Hanneke y Ruud Loman, apoyaron la restauración del palomar del Monasterio de Carracedo, el más antiguo datado en la provincia (1769), cuya situación conocieron a través de internet. «El pueblo nos donó el premio para hacer la exposición Palomares de León», recuerda.

Otro ‘diez’ leonés

Los premios ‘Un diez para diez’ distinguen también al Club Deportivo de Taekwondo de Valderas

La pregunta ahora es «¿qué hacemos con ese inventario?», dice Irma Basarte. Nadie, añade, «se ha interesado por el patrimonio documental que ha atesorado en estos años. Ni la Junta de Castilla y León, ni la Diputación provincial le han preguntado por el inventario «para ponerlo en valor».

Las utopías también necesitan poner pie en tierra. Y esta utópica leonesa los tiene llenos de barro de tanto patear la provincia en busca de palomares. «Sacan subvenciones para restaurarlos, pero pasa el tiempo y la gente no vuelve a mirar para el palomar... Y acaban otra vez en riesgo de arruinarse o en ruinas», comenta.

Le haría verdadera ilusión que los palomares, al menos algunos, volvieran a cobrar vida con pichones en sus nidales. «No hay mucho interés en el mundo gastronómico y sería bueno que se empezara a despertar», incita. «Yo no como pichón, pero Miguel dice que donde haya pichón que se quite el cordero». alega. Así que hay gustos para todo.

Entre sus utopías sobre palomares, «me gustaría ver que algún palomar se convierte en Bien de Interés Cultural», pero por desgracia cree que antes de que esto suceda verá la destrucción de unos cuantos en Los Oteros debido a la nueva concentración parcelaria. En su recorrido de miles de kilómetros y cientos de horas, siempre con el apoyo de su pareja, Miguel Pastrana Bermejo, y con los ojos dispuestos a sorprenderse, ha descubierto la gran variedad de tipologías de palomares que rompe con todos los moldes y todos los tópicos. En León hay palomares de barro y de piedra, de tejas y de pizarra, circulares, cuadrados, rectangulares e incluso de varios pisos, como los singulares ejemplares que se erigen en Mansilla de las Mulas... Hay palomares más allá de la típica estampa de Tierra de Campos y de los Oteros, en medio de las tierras labradas, aunque en el Diez que le han concedido pesa mucho la puesta en valor de esta tipología tradicional en la comarca de Tierra de Campos.

Hacer el inventario ha sido una lección magistral de vida para ella misma. «Restauramos nuestro palomar en Santas Martas», dice con orgullo. Fue como una toma de conciencia sobre la importancia de aquella herencia sobre la que, a falta de palomas, ahora se posa en su tejado un nido de cigüeña.

La utópica de los palomares está embarcada en un proyecto que le ha hecho recorrer muchos más kilómetros fuera de las fronteras leonesas e invertir fines de semana y vacaciones en un proyecto que realiza en colaboración con José Benito Ruiz, un reconocido fotógrafo y realizador especialista en naturaleza.

‘Palomares singulares de España’, entre los que no faltará alguno de León, saldrá a la luz en forma de libro. Ya disponen de más de un millar de fotografías cuando aún quedan pendientes las comunidades de Extremadura y Cataluña. En este nuevo periplo, la leonesa ha comprobado que la variedad de estas singulares edificaciones no tiene fronteras. «Me sorprendió un palomar que está incrustado en un castillo, en Galicia, y también los grandes palomares de Cádiz», comenta.

Está muy ilusionada con esta magna obra fotográfica que le gustaría tuviera cabida en algún lugar de León que ponga interés por hacer un museo... Ahí queda otra utopía de Irma. La colaboración con José Benito Ruiz, a quien muchos conocen también por sus fotografías de naturaleza de los libros de texto de Anaya; su reciente participación en Arpa (Arte y Patrimonio) en Valladolid y los hilos que le unen a la comunidad de El Bosque Habitado, programa de Radio 3 de que dirige María José Parejo, son parte de los frutos de su ingente y callada labor en León.

Irma Basarte no será la única leonesa de diez en la gala. El Club Deportivo de Taekwondo de Valderas recibe el premio por su labor en el Deporte. Miguel Delibes de Castro y su equipo de investigación de las lagunas zamoranas han sido distinguidos en la modalidad de Difusión Comarcal; Amalgama Teatro, de Fuentes de Nava (Palencia) en el capítulo de Artes Escénicas; Julio Iglesias, artesano del barro de Villamayor de Campos en la categoría de Artesanía; el club deportivo de Taekwondo de Valderas recibe el premio ‘Un diez para diez’ en Deportes; en Educación se destaca la labor del doctor y catedrático de Enseñanza Secundaria, Javier de la Cruz, de Abarca de Campos; en el apartado de Etnografía se premia al museo de Tordehumos (Valladolid) por sus 25 años de andadura; en Historia, se distingue con un Diez a Victoria Asensio Martínez, de Medina de Rioseco (Valladolid), por su trabajo sobre el Canal de Castilla; en Literatura, a María José Arconada Palomino, de Arconada (Palencia). La serie de premios de ‘Un diez para diez’ se cierra con la categoría ‘Vivir en mi pueblo’, que recibirá Teodora Asensio Asensio, vecina de Autillo de Campos (Palencia).

Los premios están organizados por los municipios de Gordoncillo (León), Valdunquillo (Valladolid), Castroverde de Campos y Villamayor de Campos (Zamora) y la Asociación Cultural de Tordehumos (Valladolid). En esta ocasión colaboran también los ayuntamientos de Autillo de Campos (Palencia), Tordehumos (Valladolid) y los de Unión de Campos y Villamayor de Campos (Zamora). «La filosofía de estos premios comarcales es valorar el mérito, los esfuerzos y la dedicación de personas implicadas con Tierra de Campos para mantener el patrimonio, la población y mejorar la calidad de vida entre la gente terracampina». Irma Basarte se lo ha ganado a pulso.


Publicado: Diario de León


Y la utopía se hizo realidad... 
 ¡Mil gracias! 
 #SalvemosLosPalomares




Comentarios

  1. Inmenso reconocimiento desde todas las esquinas, a tu labor plausible y admirable con el ecosistema y el refugio de las palomas que, han perdido sus hábitabs, por el arrasamiento de su hábitab. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  2. Muy admirable tu gran labor. Un reconocimiento que te mereces de verdad.
    Me alegro y te felicito por ello.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. ¡Que si coño! Que te lo has currao.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Un manjar los pichones o las palomas so se por experiencia en una ocasión las comí con unos amigos en una bodega siendo uno de ellos descendiente de Autillo de Campos. Aunque el lechazo churro asado tampoco es despreciable.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Merecido, mucho trabajo y mucha dedicacion y siempre con el empeño de ir a por todas. Felicidades y abrazos

    ResponderEliminar
  6. Irma, me encanta que te hayan concedido este premio ¡ te lo mereces ! Un abrazo.

    ResponderEliminar

  7. Poco a poco me pondré al corriente de las publicaciones en los blogs.
    Mi ordenador no ha tenido arreglo y ya tengo un ordenador nuevo al que ahora me tengo que acostumbrar. He estado bastante tiempo, pensando en la elección.

    ResponderEliminar
  8. No sabes cuanto me alegra éste reconocimiento, querida Irma.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  9. Enhorabuena por este nuevo y merecido premio, tras doce años de lucha para que no desaparezcan tan interesante patrimonio.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Gracias a todos y cada uno de vosotros por vuestros preciosos comentarios. Seguimos tratando de hacer realidad alguna que otra utopía.

    Besines utópicos.-

    ResponderEliminar
  11. Enhorabuena utópica y a seguir consiguiendo premios y utopías. Gracias por todo siempre es un placer seguir tus utopías y saber que consigues hacerlas realidad.

    Un besazo


    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por vuestros comentarios utópicos y sobre todo por creer en utopías, Irma.-

Entradas populares de este blog