24 de julio de 2019

A Paco y Amparo de Villadepán ya no hay quien los escriba, por cierto la historia la siguen contando los pueblos #Omaña


Vas por los pueblos y te encuentras casas cerradas a cal canto, algunos dueños se han ido para siempre y otros se han ido quizás para no volver nunca.

Los buzones siguen pidiendo cartas de amor, de amistad, felicitaciones, sorpresas, invitaciones, algo que no sean facturas o "facebook". Siguen vacíos ya que nadie nos escribe para contarnos su día a día, para felicitarnos el cumpleaños, la navidad o simplemente nuestras utopías de cada día.

Las piedras se caen porque no hay manos que las sepa o quiera volver a colocar, el espíritu de nuestros pueblos no se está muriendo, lo están matando, la agonía es tan lenta que no sé si me da pena o es miedo lo que siento.

A los políticos se les llena la boca con la España vacía, la España vaciada, pero señores y señoras les recuerdo que ustedes tienen culpa de ello, con sus absurdas normas y leyes que solo cumplimos los de a pie, algo así como si tienes un puñado de gallinas en un  corral, un burro y dos ovejas, ya se considera como una granja o si en un pueblo hay una casa rural y el gallo molesta a los "ruralitas de fin de semana", un juez dice que hay que darle matarile al gallo, ¿leyes absurdas o simplemente leyes para ir ahogando lo poco que queda de nuestros pueblos? en fin nuestros pueblos no se están muriendo los están matando lentamente.

Amparo falleció hace unos meses con noventa y.... pico años, su marido Paco vive y el buzón de su casa me inspiró a darle una vuelta a nuestras tristes conciencias y sirva de homenaje a ellos dos.

"Mi patria es la infancia". 
Miguel Delibes 

Irma Basarte10.-

32 comentarios :

  1. Respuestas
    1. ¡Gracias me alegro te haya gustado!

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  2. Es triste el abandono de los pueblos. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, muy triste ya que cada vez que un pueblo muere para siempre algo de nosotros se va con él.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  3. Bonita foto y bonito homenaje el que haces a esta maravillosa gente que se nos ha ido y nos deja el testigo para seguir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desgraciadamente hay demasiados buzones así.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  4. Irma como siempre me gusta mucho visitarte.

    ResponderEliminar
  5. Me parece que has escrito un estupendo alegato contra el vacío demográfico que desangra nuestros pueblos. Es una lástima y, a la par que los buzones están vacíos, también nos vaciamos nosotros de la cultura popular rural, de sus tradiciones, de lo que fuimos, de lo que nunca conocerán nuestros hijos y nietos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parte el alma ver como se desangra todo lo nuestro.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  6. pues sí, es una contradicción que haya gente que se vaya al campo para subir fotos a las redes, haciendo postureo de lo sanos y lo naturales que son, y luego se quejen del canto del gallo o del mugido de la vaca. eso es ser un paleto con todas las letras.
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es la doble moral y la tontunez humana, de verdad que cada vez entiendo menos todo lo que me rodea.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  7. Ese buzón vacío es todo un símbolo. Estamos perdiendo muchas cosas... Después de años conseguí regresar al pueblo donde nací y mi mayor decepción fue encontrarme con calles limpias y asfaltadas y olor a limpio; ya no era mi pueblo, ya no olía a boñiga de baca, no había gallinas picoteando por la calle y ni un triste burro que rebuznase. No he vuelto, ya no me queda nada allí.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se han empeñado en "urbanizar" lo poco que queda de nuestros pueblos, los abuelos y abuelas se van y a la gente joven no les dan oportunidades para que se queden. Eso sí a los políticos de este país aun se les llena la boca con la España vacía o vaciada.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. A los urbanitas y domingueros había que echarlos a pedradas a esos que todo les huele mal y les molesta, es curioso ahora de poco tiempo a esta parte se han puesto "de moda los palomares" es increible lo que me estoy encontrando, fiestas para salvar los palomares, excursiones para salvar los palomares y no sé cuantas tontuneces más que lo único que busca es "salvar otros intereses".

      A los palomares, los pueblos no se les salva haciendo que todo sea un museo o pueblos temáticos como si de un centro temático se tratase, se salvan dando oportunidad a la gente que quiere quedarse o irse a vivir a los pueblos y a los palomares se les salva restaurándolos y llenandolos de palomas, en fin...

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  9. Qué triste ser testigos del abandono de los pueblos.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ESte siglo XXI me da la impresión que nos hemos empeñado que sea el siglo de las extinciones irremediables, tiempo al tiempo y no estoy siendo negativa ni catastrofista.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  10. A mí me da una pena infinita ver esos pueblos vacíos. Donde antes había vida, ahora ya solo queda silencio, quietud y muerte. ¡Una pena!Que pases feliz día. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero tampoco dan oportunidades para que la gente pueda ir a vivir a los pueblos, cierran escuelas, la gente que queda generalmente es mayor y tampoco tienen centros de salud.

      Hay muchos modos de ahogar la poca vida que nos queda en los pueblos y los políticos lo están consiguiendo.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  11. La foto que bella nostalgia con el buzón, marcando una época. Un abrazo, apreciada, Irma.
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una época que se nos va de los dedos y en breve estaremos lamentando.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  12. Hola Irma, primera vez que leo tus textos. El de hoy es muy bueno, sabe a sentimiento, a rabia por el abandono que los gobernantes ponen en sus pueblos chicos. Te cuento y no es para consolarte, vivo en Argentina y en mi país existen igual que en el tuyo, pueblos olvidados, pueblo a los que el tren ya no pasa y en el que solo queda un puñado de casas abandonadas.
    Un abrazo y vuelvo a decirte que es excelente tu texto.

    mariaorsa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, siempre es un placer recibir noticias desde el otro lado del charco, ¡lástima que el abandono delos pueblos sea un mal endémico!

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  13. Que triste el buzón vacío, soy una antiguedad total, sigo enviando tarjetas, saludos y carts por correo, quedan pocas personas, solo llegan cuentas y por poco tiempo ya que las van a enviar por internet. Me gustó tu entrada, triste pero real. Besotes. Ana-Cantares

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues habrá que enviarse alguna postal, yo sigo enviando postales y sido diciendo a todxs mis amigxs que me envíen una postal, en realidad colecciono postales pero me encanta abrir el buzón y encontrarme con una postal.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  14. Somos parientes de Paco de Villadepan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues dale muchos besos de mi parte.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar

Gracias por vuestros comentarios utópicos y sobre todo por creer en utopías, Irma.-