5 de marzo de 2020

Concha Casado Lobato, fue la primera Directora del Instituto Miguel de Cervantes, ella me animó hacer el inventario y a cuidar los palomares tradicionales de León #MujeresUtópicas


La leonesa María Concepción Casado Lobato (1920-2016), más conocida como Doña Concha Casado, fue una filóloga y etnógrafa, impulsora de la difusión, recuperación y conservación del patrimonio popular de la provincia de León. Debemos valorar a Concha Casado como figura pionera, no porque no hubiera ya otras mujeres filólogas en España, sino porque estas posiciones todavía no habían sido conquistadas de ningún modo por las mujeres, de hecho, ella fue la primera Directora del Instituto Miguel de Cervantes.


Este año Concha Casado cumpliría 100 años de utopías.

Tanto aquellos maravillosos oficios casi extinguidos, como los palomares tradicionales o el patrimonio popular se han quedado huérfanos sin ella. Desgraciadamente las instituciones a veces dan la impresion de haberse olvidado de ella y de todo lo que consiguió  e hizo por nuestra provincia.

Procedente de una antigua familia de vendedores de paños, que sería conocida en la ciudad de León como el establecimiento comercial “Sastrería y Confecciones El Globo”, Concha (nunca quiso ser llamada de otra forma que Concha o Conchita; ni Concepción, ni tampoco Dr.ª Casado) fue la quinta de seis hermanos.

Tras cursar el bachillerato en el Instituto de Segunda Enseñanza de León,en 1937, finalizada la guerra, Concha inicia la carrera de Filosofía y Letras en Madrid. En los años de la carrera, Concha recibirá sobre todo la influencia de los filólogos Rafael Lapesa y Dámaso Alonso. Una vez licenciada en Filología Románica, este será el director de su tesis doctoral, que culminará en 1947: El habla de la Cabrera Alta: contribución al estudio del dialecto leonés. Será un trabajo que reciba no solo la máxima calificación académica, sino que se publicará al año siguiente en la prestigiosa serie Anejos de la Revista de Filología Español , y al que dedican elogiosas reseñas.

Así pues, la joven Concha, con el fin de acopiar de modo directo los datos básicos para su investigación doctoral, se establece durante seis meses del año 1945 en la comarca leonesa de La Cabrera, acogida por la familia que había sucedido a sus propios abuelos en la habitación de la casa comercio en la localidad de Truchas. No debemos dejar de valorar este trabajo de campo de Concha Casado, empeñada en que los datos obtenidos sobre el habla de los campesinos de la comarca no quedase desligada de las tareas, las creencias, las cosas; en definitiva, la vida entera de que formaba parte.

Su flamante título de doctora la habilita para introducirse en la carrera docente e investigadora, y de hecho ya en 1949 obtiene su primer contrato como Colaboradora Científica del CSIC  Dámaso Alonso y Samuel Gili piensan en ella para llevar el Laboratorio de Fonética que había puesto en marcha Navarro Tomás y cuyos fondos se conservaban en el CSIC. Para obtener una capacitación específica en fonética experimental e informarse de las técnicas de laboratorio más actualizadas, Concha Casado es becada para seguir estudios en las universidades de Bonn y París y recibe pensiones para estancias breves en Coimbra, Ámsterdam, Estrasburgo, Edimburgo, Milán y Londres.

En los años cincuenta su carrera se consolida, siendo nombrada Colaboradora Científica por oposición en 1954 (posteriormente ascenderá a Investigadora Científica) y figura, la única mujer, en el Consejo de Redactores de esta Revista de Filología Española en la que la recordamos, dirigida entonces por Dámaso Alonso, revista a la que dedicó muchas horas de trabajo, como Secretaria, hasta el año 1987.

Entre 1955 y 1960 es la Jefa del Departamento de Fonética del Instituto “Miguel de Cervantes” de Filología Hispánica del CSIC. En aquellos años su nombre aparece en la correspondencia de los investigadores del ALPI como la persona que estaba a cargo de los cuestionarios y de las gestiones con la imprenta en el Consejo.

En 1978 con el cambio de régimen, hacen inevitable un cambio total en las estructuras de poder del Instituto del CSIC dedicado a la importante parcela de la lengua española, y es en esta tesitura política en la que una mujer, Concha Casado, es elegida como Directora del Instituto “Miguel de Cervantes”, cargo que ocupará hasta 1985, cuando el Cervantes se integra en el recién creado Instituto de Filología, ella fue la primera Directora del Instituto Miguel de Cervantes.

Una vez jubilada regresa en 1988 de forma definitiva a su tierra, León, lugar donde sigue plasmando su buen hacer, su vitalidad y sobre todo el amor a la tierra que la vió nacer, ¡ay si los leoneses y leonesas fuésemos como Concha Casado qué bien nos iría en esta provincia!

Además de tareas importantes de restauración de elementos de la arquitectura tradicional en comarcas como La Cabrera, que conllevaban la revitalización de talleres escuela y técnicas de trabajo a punto de desaparecer, pueden contarse una serie de actuaciones museográficas que han conseguido continuidad. La primera de ellas es el Alfar-Museo de Jiménez de Jamuz, inaugurado el 4 de no-viembre de 1994, configurado por la reconstrucción viva (es decir, puesta en funcionamiento) de una antigua alfarería del pueblo, con todos sus útiles de trabajo y la producción de cacharrería típica de la zona.

Estuvo también directamente involucrada en la creación del Museo del Monacato de Carracedo, que se inauguró en 1995.

La Maragatería, junto con La Cabrera, fueron las áreas en que Concha Casado volcó más su actuación personal, y aquí se deben a su iniciativa y a su trabajo tres instituciones museísticas exitosas. El Batán-Museo de Val de San Lorenzo, en cuya rehabilitación Concha, junto con Francisco Azconegui, tuvo un papel definitivo, y que se inauguró en 1998, y el Museo de la Arriería Maragata en Santiagomillas en 1999.

Finalmente, el Museo de La Cabrera, que trata de recoger la vida y cultura tradicional de toda la comarca, abrió sus puertas en 1998.

El 22 de agosto de 2016 me encontraba lejos de León cuando recibí la noticia que Concha se nos había ido para siempre, los palomares de León también lloraron su ausencia, aunque ella sigue siendo la Presidenta de Honor de nuestra Asociación de Amigos de los Palomares de León. Estoy segura que Concha desde donde esté, estará vigilando los palomares tradicionales y el patrimonio etnográfico de León.

Gracias Concha por ayudarme hacer realidad algunas de mis utopías.

Ella nos enseñó la importancia de la labor de los artesanos, 
"a los que se debe valorar y dar continuidad", y de la escuela, "desde donde se deben inculcar los valores". 
Concha Casado Lobato

Irma Basarte10.-

43 comentarios :

  1. Una gran maestra, en todos los sentidos. Muchas gracias por recordarla aquí, entre tus utopías en marcha.

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, fue una gran maestra, luchó por los paisanos y paisanas que habitan nuestros pueblos hasta su último aliento.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  2. "Gracias" puede ser la palabra más justa para esa gran mujer, que hoy tenemos el honor de homenajear, IRMA!!
    UN ABRAZO también en mayúsculas, como ELLA y TÚ.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pués sí personitas como ellas hacen mucha falta en este mundo para ponerlo patas arriba y cambiarlo.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  3. Mis respetos a su memoria.- Que maravilla esas mujeres vanguardistas que nos abrieron camino.
    Gracias por esta entrada
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que gracias a mujeres como Concha Casado hoy nosotras las mujeres tenemos derechos que antes eran impensables, simplemente por el mero hecho de ser mujeres.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  4. Irma, qué belleza de mujer doña Concha, por todos los costados de su vida. Admirable, destacarse en tiempos en que a la mujer se le soslayaba, y en un campo difícil como lo es la Filología,la filosofía y las artes, alcanzando emérito doctorado. SE nota su humanismo. Qué bien que la hayas destacado, y más cuando estamos cerca de la conmemoración del día de la mujer. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces nos olvidamos que todos los derechos de los que disfrutamos hoy en día, es gracias a mujeres como ellas.

      Admirable labor la de Doña Concha.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  5. Hola!
    no la conocía y que lindo tu homenaje :D

    ResponderEliminar
  6. Hoy tu entrada, rinde homenaje a esta gran mujer y hace un recorrido por su larga y fructífera vida.

    Es bueno saber de su trayectoria, para que nunca caiga en el olvido .

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las personas no se van para siempre siempre y cuando las recordemos y Concha Casado se merece esto y muchísimo más.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  7. El curriculum es impresionante y en las fotos la expresión transmite esa energía positiva que da la sabiduría y la paz interior. Por cierto las fotos son geniales.
    Un abrazo Irma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era una mujer impresionante con su genio incluído, gracias a ello fue capaz de mover montañas, adobes y lo que se la pusiese en medio.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  8. No cabe la menor duda que fue una gran mujer con una extraordinaria sabiduría y con un gran sentido y dedicación por su tierra. Personajes así hacen falta muchos hoy día en una sociedad tan carentes de valores y de esfuerzos.
    Mi más sincera admiración a Dñª. Concha Casado.
    Un abrazo Irma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los palomares de León, oficios casi ya perdidos se han quedado huérfanos sin ella, habrá que seguir peleando por su legado.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  9. No la conocía.
    Qué mujer!!!

    Gracias por mostrarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era pequeñina de estatura pero muy grande para todo lo demás.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  10. Estas personas deben ser valoradas y recordadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es y llevarlas siempre cerca que son las que nos dan fuerza para seguir cambiando lo que nos rodea.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  11. Pero ¡Qué hermosa mujer! me recordó mucho a mi bisabuela... también llamada Concha
    gracias por compartir
    abrazos grandes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olé esa bisabuela guapa, pues mira mi abuela también se llamaba Concha y también tenía su chispa, la tocó pelear mucho en esta vida, fue fuerte hasta sus últimos días, casi llega a los 100.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  12. Una mujer brillante. Seguro que desde donde esté vigila y cuida todo. Besos utópicos para ti y para ella, que seguro le llegan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. EStoy convencida de ello, que por ahí arriba andará purulando y dando órdenes, seguro que al de las llaves del cielo le ha puesto hacer deberes y a restaurar algún cachín de cielo.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  13. Maravillosas ellas que en tiempos difíciles consiguen llegar a lo mas alto.

    Ahora aun lo tienen complicado pero no hay color. Mi pequeña ha empezado su doctorado y son mayoría en su laboratorio de la Autónoma. Ellas.

    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien por tu pequeña, afortunadamente todo ha cambiado bastante pero aun hay que cambiar y llegar a un feminismo pleno. Donde haya igualdad entre hombres y mujeres.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  14. Traditional pigeons have become fishermen walking on the sidewalk.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poor pigeons, they have become what we humans have become.

      Hugs

      Eliminar
  15. Estas son las grandes mujeres que supieron destacar en tiempod difíciles. Hoy sonreirá allá donde esté con este homenaje que le haces.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí y son mujeres que nos han dejado un gran legado a todos y todas las que tuvimos suerte de conocerla y seguir sus sabios consejos.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siempre me ha parecido interesante el tema de la historia de las lenguas, y cómo se relacionan unas con otras. la carrera de filología tiene que ser bonita. y lo digo yo, que soy de ciencias!
      una gran mujer, concha casado. este tipo de personas son las que dejan huella, no los que ocupan altos cargos en grandes empresas.
      besos!

      Eliminar
    2. O en cargos políticos que siempre están los mismos perros pero con diferentes collares.

      Concha decía que de los políticos lo más lejos posible porque eran todos iguales y eso que estaba acostumbrada a lidiar con ellos.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  17. Un homenaje merecido y lo has hecho con mucho cariño, sin omitir detalles para que la conozcamos mejor. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poquito largo el post pero es que ante personitas así no se puede acortar nada, la tuve y la tengo un cariño muy especial.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  18. Gracias a Ti Irma, conocí a esta gran Mujer,tengo muy buenos recuerdos de esos momentos. Gracias a las Dos por haberos conocido. Irma seguro que Doña Cocha, nos sigue cuidando esas arquitecturas de los palomares que tanto queremos.Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y qué bien los pasamos esa tarde de verano y lo guapos que estáis los dos en las fotos con "palomar en mano".

      Eres un lujo de amigo y ya sabes que te quiero un montón.

      Abrazote utópico y muchos besines utópicos.-

      Eliminar
  19. Confieso que has despertado mi envidia al haber tenido la gran suerte de conocerla personalmente. Una gran mujer con la que estoy seguro que era todo un placer el poder conversar y aprender.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue todo un placer haberla conocido y disfrutar con ella de sus grandes logros, siempre tenía proyectos en camino, fue una gran mujer y no porque se haya ido para siempre sino porque lo fue, tuve la gran suerte de decírselo en vida.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  20. Me ha encantado saber más de ella. Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios utópicos y sobre todo por creer en utopías, Irma.-