9 de marzo de 2020

Este bolígrafo fabricado con botellas de plástico recicladas proyecta una sombra que parece una botella utópica


Para este año 2020 os propongo una utopía, decir todos y todas, NO AL PLÁSTICO, os aseguro que sí se puede, nosotr@s llevamos tiempo haciéndolo, al principio parece imposible pero simplemente tenemos que recordar nuestra niñez, cuando nuestras mamis y papis nos mandaban ir a comprar, haz un poco de memoria, tampoco hablamos de hace mucho tiempo, sí del siglo pasado.

Lo dicho...

¡Di NO al plástico!

Estoy segura que algunas sombras proyectadas 
son el reflejo de nuestros hechos

Irma Basarte10.-

47 comentarios :

  1. Lo digo tantas veces como puedo, pero cuando compro fiambre me ponen cada paquete en una bolsa distinta, cuando compro fruta va envuelta en un metro de plástico y así muchas cosas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor comprar en los mercados o tiendinas del barrio, allí es donde te hacen los paquetes de toda la vida, de hecho incluso el frutero de mi barrio al principio no entendía lo de llevar nosotros las bolsas, y poco a poco se va haciendo conciencia, pero primero tenemos que concierciarnos nosotros y nosotras que este mundo ya no necesita más plástico.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo, nosotros lo intentamos aunque es muy complicado.
    Muy feliz semana.

    ResponderEliminar
  3. ahora en algunos supermercados ponen bolsas de papel para la fruta. a base de pequeños pasos se van consiguiendo cosas...
    lo de las botellas de vidrio retornables, llegué a verlo de pequeño, tengo la edad suficiente por los pelos (soy del 77). ahora en algunos países, creo que introduces una botella de plástico en una máquina, y ésta te devuelve unos euros por ella.
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros nos llevamos nuestras bolsas de tela para la fruta y para todo, son unos saquines muy chulos y con las botellas igual o son de vidrio o nada, de hecho en mi trabajo siempre tengo mi botella de acero inoxidable para el agua y mi termo para mis infusiones, poquito a poco vamos haciendo conciencia.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  4. Lamentablemente en el supermercado la mayoría de las cosas vienen en envases de plástico. Pero las decisiones que tomamos como sociedad cada día van a cambiar las cosas o no van a cambiar nunca.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si vas a las tiendinas de tu barrio de toda la vida, verás como cambia la cosa y mucho. Me niego a comprar fruta, verdura, un pez o unos filetes emblistados hasta las trancas de plástico.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  5. Se intenta cada día consumir menos pero ideas como la de este boli deberían se más habituales y ver más productos hechos con plástico reciclado.
    Un abrazo Irma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, está claro que lo que parece una utopía es una realidad por lo menos en este caso.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  6. Amiga Irma, en mi casa llevamos algunos años donde hemos reducido el plástico casi al 100 % es tan simple, como no admitir productos envasados en plástico, incluso se puede recurrir a las pequeñas tiendas de barrio de toda la vida para comprar ciertos productos, si esto lo hiciéramos todos durante un mes consecutivo las empresas empezarían a envasar de forma distinta en tan solo un mes. Tan solo es una cuestión de educación medio ambiental y de civismo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo en todo y así de fácil es, no es una utopía es una realidad.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Las sombras muchas veces son nuestro propio reflejo.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  8. No conocía esto bolígrafos, los buscaré cuando necesite comprar. Efectivamente, cuando íbamos a la compra (y más en un pueblo) todo era a granel y llevábamos el envase o nos daban allí unas bolsitas de papel de estraza para las legumbres y demás. El vino se compraba también a granel en las bodegas y llevabas tu botella de cristal, si no había hecho pitarra el padre, claro.
    EN fin, nada sobraba porque se utilizaban pocas cosas... el plástico era mínimo y ahora lo invade todo. Da asco pasear incluso por el campo que siempre te encuentras la típica lata y las bolsas de plástico. Siempre acabas recogiendo la mierda de los asquerosos que pululan por doquier sin ningún sentido ni ético ni estético.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, se ha perdido la ética en todo y así nos va, en las tiendas de mi barrio venden a granel y si vas con tu saquito te lo llenan de legumbres y las bolsitas de fruta, poco a poco se va consiguiendo. En mi casa hay muy poquitas cosas de plástico nos costaba al principio pero se puede.

      Incluso los cepillos de dientes son de bambú, así que...

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  9. After all, a solution was found for plastic bottles and it is very good.
    In our childhood there were only bottles and jars of glass.

    ResponderEliminar
  10. Me encanta esa foto. Es una pasada... Ja, Ja...

    Si tiene razón bolsas de papel o tela re utilizables mejor.

    Beso

    ResponderEliminar
  11. En Polonia, también luchamos con plástico. Es el mayor asesino de nuestro mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que es un problema mundial al que tenemos que ponerle fin tal que ya, por la cuenta que nos lleva a todos y a todas.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  12. Las bolsas que tengo, las suelo reutilizar. Nunca las tiraría por ahí, contaminando el ambiente.

    Muy interesante la foto que has puesto.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ni tú ni yo estoy segura que vamos tirando bolsas de plástico por ahí pero ni te imaginas la gentuza sucia que nos rodea y digo gentuza porque llamarles cerdos o cerdas es indignar a los pobres cerdos de cuatro patas.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  13. Decir no, es la única manera de parar la fabricación de materiales con plástico. Da tristeza ver las especies marinas y de ríos, atragantadas de este nocivo derivado del hidrocarburo. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es y plantarle cara al plástico, hay una foto del National Geographic que incluso he colgado en un post de La utopía del día a día, donde se ve como los pobres caballitos de mar se amarran a los bastoncillos de plástico para que no les arrastre la corriente marina, esa foto te juro que me ha marcado y buscando para todo hay solución, hay bastoncitos de bambú, bolsas de tela de toda la vida y un largo etc.

      Simplemente tenemos que darle un giro de 360º a nuestras neuronas.
      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  14. Hola!
    vaya que curioso lo del bolígrafo, entiendo lo del plástico que es muy dañino para nuestro mundo, pero ¿cómo uno lo evita si gran cantidad de los productos vienen en plástico? O.O

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prueba a comprar en las tiendas pequeñas de tu barrio, verás como lo consigues y diles que no quieres plástico.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  15. El plástico nos está devorando.
    O acabamos con él o acabará con nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final nos comerá nuestra propia basura y no tardando.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  16. Muy interesante el bolígrafo. El plástico lo voy eliminando poco a poco. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si conseguimos eliminarlo del todo.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  17. Curioso el diseño para que proyecte esa sombra. En cuanto al plástico, estamos en una contradicción constante; por un lado la toma de conciencia de que hay que prescindir de él, al menos en muchas cosas, y por otro la oferta de venta de la misma bolsa que antes te daban gratis (la pagada seguro que no contamina).
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombreeeeeeeeeee claro lo que pagas no contamina nada de nada y se quedan tan frescos, está claro Miguel que la forma de consumir depende de todos nosotros y somos los que podemos conseguir un consumo sostenible.

      Claro que viendo los telediarios últimamente creo que la raza humana tenemos una pedrada brutal y no aprendemos de nuestros errores pase lo que pase.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  18. Genial tu imagen Irma.
    Tengo poco plástico en casa, nunca me gustó, utilizo más el vidrio. que además es más limpio.
    Seamos conscientes de que es malo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros también tenemos poco plástico y cada vez intentamos tener menos y de un solo uso tratamos de conseguir plástico cero, cuenta un poco pero no es imposible.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  19. Maravillosa imagen, toda una declaración.
    No, al plástico.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ESo intentaba, me alegro si lo he conseguido.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  20. Hola, Irma. En casa llevamos varios años evitando usar plásticos en las compras, y aunque es difícil llevarlo a cabo, al ciento por ciento, lo poco que no hay más remedio que comprar, lo reciclamos.
    Enhorabuena, porque en este tema hay que remover conciencias, y tu lo has conseguido con esta entrada.
    Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros hacemos lo mismo que has contado, cuesta un poco pero no es imposible y por supuesto que lo reciclamos todo, pero todo es todo, plástico, papel, orgánico, querer es poder.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  21. Hay que intentarlo. Tomarlo con el interés que merece.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Si el ser humano usara su ingenio ´para cosas buens, para hacer bellezas, que bien estaría el mundo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura que viviríamos en un mundo feliz.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  23. Totalmente de acuerdo, pero no siempre es posible. Procuro, lo intento, pero es muy difícil.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios utópicos y sobre todo por creer en utopías, Irma.-