27 de abril de 2020

Día 45: ¿Quién se apunta hacer realidad una utopía? #QuédateEnCasa


YO

Irma Basarte10.-

36 comentarios :

  1. Hola.
    Muero de amor con esa preciosidad.
    Muy feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Sigo en casa amiga Irma.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Esa es mi forma de vivir.

    No me doy mérito, me parece que es genético, no entiendo otra manera de hacerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente es la forma de vivir de cada vez más gente, biennnnn...

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Ya va quedando menos por lo menos para ir a dar un paseín.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  5. Eu também! Que amor a foto! bjs, chica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son preciosos de pequeñines y cuando crecen también.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  6. Aunque yo ya llevo una pila de años apuntao a eso de las utopías, no me importa que me apuntes otra vez ¡Cuenta conmigo!
    Abrazote, Irma

    ResponderEliminar
  7. Jeje! La foto es genial, el primero de la clase...
    Un abrazo Irma

    ResponderEliminar
  8. Yo solo salgo a trabajar y a ser posible una solo una vez a la semana por fruta y pan lo congelo dosificado para no salir tanto.
    Si a partir del domingo se puede salir a pasear me buscare lugares no muy concurridos.
    Sobre lo que comentas de Portugal en mi blog que razón tienes, tenemos que aprender mucho y no como muchos piensan que somos superiores.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ahora trabajo desde casa y hace más de dos semanas que no piso la calle, no lo llevo mal la verdad sea dicha, llevaré mal si la gente ahora cuando empecemos a salir es una irresponsable, ya que por culpa de la irresponsabilidad de algunos pagaremos el pato todos y sino tiempo al tiempo.

      Ya quisiéramos parecernos a los portugueses y portuguesas, vamos no les llegamos ni a la suela de sus zapatos. Cuídate mucho.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  9. El gatín para comérselo que salados son cuando son así.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y cuando crecen también son muy salaos, el mío ahora es un gatón y es muy majete nuestro Ubuntu, la de la foto es una gatina que nos encontramos y se la regalamos a una amiga hace unos años.

      Abrazote utópico.-

      Eliminar
  10. éste es otro gato, no el negro azabache! en cualquier caso, veo que tiene las ideas muy claras. ;)
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El negro azabache es mi Ubuntu, ésta es una gatina que se la regalamos hace años a una amiga y salió por ahí levantando la pata y dije uy ya sé quién va estar en mi día 45 de confinamiento.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  11. ¡Hola! encantada de unirme :D *hi five*

    ResponderEliminar
  12. Tienes un gran poder de convocatoria...hasta los gatos acuden a tu llamada.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la gatina también era un pelín utópica.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  13. Soy una militante de las utopías, ahora un poco frenada por la salud pero siempre encuentro algo para apoyar
    Cuidate
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta es mi utópica favorita, lo más importante es recuperarse luego nos ponemos manos a la obra.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  14. ¿Se admiten urbanitas? Si se admiten urbanitas yo me apunto.
    Un utopiabrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuestísimo, yo también soy un pelín urbanita pero solo un pelín ehhh porque a ratos tiro al monte como las cabras. Ya estás apuntado.

      Besines utópicos.-

      Eliminar
  15. Me sigo apuntando y con esa preciosidad de gato,con más empeño.EL mío es blanco peludo,pero muy lindo que hace compañía en este SIGO ENCERRADA
    Besucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mío es negro como el carbón, ya estás apuntada en la lista utópica.

      Besines utópicos.-

      Eliminar

Gracias por vuestros comentarios utópicos y sobre todo por creer en utopías, Irma.-